Omega 3, ¿Para qué sirve?, beneficios y cómo tomarlo

El mundo de la nutrición siempre tiene una novia del momento, y el Omega 3 siempre dicen para que sirve, pues aquí te decimos que es, un favorito en la lista de nutrientes indispensables. Es mas, este tipo de grasa es esencial para la salud, especialmente la del corazón.

Esta “superpotencia” fue descubierta en la década de 1970, cuando los científicos analizaron a los esquimales de Groenlandia y notaron que esta población tenía un menor riesgo cardíaco. La razón fue la comida, rica en carne de pescado, ballenas y focas, que son fuentes muy ricas de omega 3.

Qué es el Omega 3 y para que sirve

Antes de comprender sus beneficios, es importante entender qué es el omega-3 y cómo actúa en el cuerpo. Existen tres tipos de ácidos grasos: saturados, monoinsaturados y poliinsaturados. El omega-3 es el último, al igual que el omega-6, compuesto de tres cadenas: ácido alfa-linolénico (ALA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).

El ALA es el único de origen vegetal, que se encuentra en la chía, la linaza y las nueces, siendo una opción para vegetarianos y veganos, ya que el EPA y el DHA son exclusivos de origen animal principalmente pescado.

Importancia del omega 3 para la salud

El Omega 3 es importante para la salud porque es un tipo de ácido graso esencial, es decir, no es producido naturalmente por el cuerpo, y tiene algunas funciones importantes:

  • Creación de una capa de lípidos (de grasa) alrededor de las células. Esta capa ayuda a mejorar las funciones celulares en general.
  • Formación de la vaina de mielina, presente en las neuronas.
  • Actúa sobre la capa de la retina y por lo tanto en el mantenimiento de la salud de la visión. La Universidad de Tufts en Boston, EE.UU., también ha demostrado que una dieta rica en nutrientes, especialmente con el consumo de porciones de pescado semanalmente, puede reducir la posibilidad de degeneración macular.

Los beneficios del omega 3

Además de los documentos mencionados anteriormente, el omega 3 tiene otras razones para ser considerado como una “grasa del bien”.

Ayuda a controlar los ataques de epilepsia, ya que contiene la pérdida de neuronas y estimula la formación de otras nuevas. Debido a esta función, también puede ser un buen aliado de la memoria, la comprensión, el habla y otros procesos cognitivos.

Según los estudios, el omega 3 es importante para la salud de los bebés que todavía están en el vientre de la madre, porque es el responsable de actuar en la formación del sistema nervioso central.

Debido a su poder antiinflamatorio, es capaz de prevenir y ayudar al tratamiento de enfermedades como la artritis reumatoide y la fibromialgia, aunque esta última no tiene estudios concluyentes sobre la eficacia de este tipo de omega.

Otro beneficio atribuido a sus propiedades antiinflamatorias es la lucha contra la obesidad, que es precisamente el resultado de procesos inflamatorios generalizados.

Controla los niveles de triglicéridos y colesterol, favoreciendo un aumento del tipo HDL (el llamado “colesterol bueno”) y una reducción del “colesterol malo”, que es el LDL, que se acumula en grandes cantidades en las arterias y causa enfermedades cardiovasculares.

Puede ayudar a aliviar los síntomas de la depresión actuando sobre el sistema nervioso central y estimulando la producción de hormonas de bienestar, como la serotonina y la dopamina, comúnmente bajas en las personas deprimidas.  La capa de grasa en las células que es producida por el omega-3 facilita la circulación de las hormonas en el torrente sanguíneo.

Cómo y cuánto consumir

La mejor manera de obtener omega 3 y saber para que sirve es a través de la alimentación, priorizando el consumo de pescados como la sardina, que es una de las fuentes más abundantes de este nutriente (una porción de 100 g puede ofrecer hasta 2,5 g). El arenque, otra especie de pescado graso, es un campeón en el suministro de omega-3 – 100 g pueden ofrecer algo más de 3 g.

Aunque el omega-3 es beneficioso, uno debe ser consciente de la cantidad de consumo diario. La Sociedad Americana del Corazón sostiene que se puede ingerir hasta 4 g por día; sin embargo, hay un consenso general entre los profesionales de que se puede ingerir hasta 3 g. Por lo tanto, en caso de duda, siempre consulte a un nutricionista para la recomendación ideal para su caso.

¿Y los suplementos?

La suplementación es siempre válida cuando el alimento no puede ofrecer la cantidad ideal de un nutriente. Y las cápsulas de omega 3 entran en esta regla. Sin embargo, el suplemento nunca debe reemplazar la fuente natural, que es a través de la alimentación. Por esta razón, la suplementación debe ser evaluada con respecto a su necesidad real. El nutricionista lo prescribirá si concluye que su dieta no suministra el omega 3.

Consumo en dietas vegetarianas y veganas

El omega 3 para vegetarianos y veganos debe evaluarse en relación con la cantidad ingerida y la proporción con el omega 6. Como se dijo antes, el cuerpo no puede sintetizar algunos tipos de grasas, que son las grasas omega-3 y omega-6. La proporción ingerida entre ambos es importante para el equilibrio de varias funciones del cuerpo.

En la medida en que es posible obtener el omega 3 a partir de fuentes vegetales, como la chía, la linaza, las nueces y la caballa, estos alimentos tienen un solo enlace de tríada (ALA), que es el menos utilizado por el organismo. Existe una forma de obtener DHA de forma natural sin recurrir al pescado, que es mediante el consumo de algas, la única que tiene esta versión del omega 3.

Los otros dos, DHA y EPA, se obtienen sólo a través de fuentes animales, esperamos que nuestro articulo te halla servido un poco para quitarte la duda de que Omega 3 para que sirve, al menos te damos una idea de lo que esta compuesto y beneficios, esperamos poderte haber dado una luz a tus preguntas saludos Ana Vegana

.

Deja un comentario