El mejor horario para hacer ejercicio

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el mejor horario del día para ejercitar tu cuerpo? Pues bien, esta es una de las tantas preguntas clásicas del mundo del fitness, ante la cual pareciera no existir una resolución concreta, sino más bien una multiplicidad respuestas de acuerdo a los objetivos propios de cada individuo.

A lo largo de los años, se han conducido innumerables estudios científicos intentando determinar cuál es el mejor horario para hacer ejercicio, buscando así aportar una guía para aquellas personas interesadas en acondicionar su estado físico, perder aquellos kilos de más, ganar masa muscular o rendir de la mejor manera en el deporte al cual se dediquen. En esta oportunidad nos encargaremos de indagar un poco más en detalle acerca de los beneficios propios de las diferentes franjas horarias en relación al cuerpo y el ejercicio físico, buscando determinar a ciencia cierta cuál es el horario más conveniente para realizar nuestras rutinas de entrenamiento. ¡Comencemos!

Los grandes beneficios de los entrenamientos matutinos

Una serie de investigaciones realizadas por la popular revista estadounidense Medicine and Science in Sports and Excercise han arrojado interesantes resultados a favor de los entrenamientos matutinos. Y es que se ha develado que aquellos individuos acostumbrados a realizar sus entrenamientos bien salidos de la cama han evidenciado un nivel de quema calórica realmente elevada, especialmente si se entrena con el estómago vacío.

Dicho esto, y si tus entrenamientos se encuentran direccionados a perder aquellos kilos de más y lucir un cuerpo mucho más tonificado, entrenar por la mañana puede brindarte un enorme empujón hacia tu objetivo. Luego de haber descansado por alrededor de 8 horas por la noche, nuestro estómago se encuentra en estado de reposo tras haber trabajado arduamente en la absorción de aquellos nutrientes ingeridos el día anterior. De esta manera, el combustible utilizado por nuestro cuerpo a lo largo de estas rutinas matutinas ya no serán los nutrientes del tracto digestivo, sino más bien aquellos depósitos de grasa alojados en nuestro cuerpo. ¡Una quema calórica pura y pérdida de peso asegurada!

Más datos a favor del ejercicio matutino

Más allá de los beneficios directamente ligados a la estética, los entrenamientos por la mañana también suponen un gran impulso para regular nuestro metabolismo, recargarnos de energía para encarar nuestra rutina diaria, ¡e incluso ayudarnos a conciliar el sueño por las noches! Numerosos estudios han determinado que entrenar de manera consistente por la mañana puede ayudarnos a regular nuestros niveles hormonales, controlar nuestro apetito, mejorar el enfoque en nuestras actividades del día, y sentirnos en un estado activo y motivado desde la primera hora de la mañana.

Ajusta tus entrenamientos a tu rutina diaria

A pesar de saber que los entrenamientos por la mañana pueden acarrear enormes beneficios para nuestra salud, estética y estado de ánimo, también sabemos que – por cuestiones de trabajo o estudio – no muchas personas cuentan con la oportunidad de ejercitarse en esta franja horaria. ¡No te preocupes! Entrenar de manera consistente en otros horarios del día también brinda indudables beneficios. Por ejemplo, y si eres una persona cuyo objetivo es el de ganar fuerza y masa muscular, quizás la mejor alternativa para ello sea entrenar por la tarde o por las noches, franja horaria en la cual tus niveles de hormonas tales como la testosterona se encontrarán en lo más alto para brindarte mejores resultados. Como podrás ver, el mejor horario para hacer ejercicio siempre dependerá de tu rutina diaria y objetivos personales. ¡No dudes en consultar con un especialista en el área para analizar tu situación y organizar un plan de entrenamiento que se ajuste a tus actividades del día a día!

Deja un comentario