Dieta crudívora o cruda, Cómo preparar y alimentos permitidos

¿Qué es la dieta crudívora o cruda y de que trata?

También conocida como la dieta cruda o crudívora, la dieta crudívora es muy popular en el continente europeo y, como su nombre indica, consiste en el consumo de alimentos crudos o con un mínimo de cocción, no superior a 40 grados.

Valora las verduras, frutas, semillas oleaginosas, cereales y semillas germinadas. Por lo tanto, excluye los alimentos industrializados y cocinados; de esta manera, la carne termina saliendo del menú de la dieta crudívora, y la convierte en una variación de la dieta vegetariana y vegana.

Beneficios de la dieta crudívora

Aunque la primera impresión es que es una dieta difícil de seguir después de todo, requiere tiempo, paciencia y dedicación para excluir los alimentos industrializados y refinados, que están muy presentes en el menú la dieta crudívora tiene muchas ventajas para la salud.

  • Conserva la mayor cantidad de nutrientes posibles porque no somete al alimento a ningún proceso que altere sus propiedades. La cocción no alcanza el punto de ebullición, que es el principal responsable de la pérdida de nutrientes.
  • Mejora la digestión como resultado del consumo in natura de los alimentos.
  • Prioriza el consumo de alimentos frescos, llamados “vivos”, lo que mejora la ingesta de diversos nutrientes.
  • Debido a que es rico en frutas, verduras, granos y cereales, es naturalmente saludable y proporciona un alto suministro de vitaminas, minerales y macronutrientes.
  • Incluso sin pruebas científicas, se cree que la dieta crudívora es capaz de prevenir el envejecimiento prematuro debido a la alta cantidad de enzimas que transportan los nutrientes en el cuerpo y que no se destruyen en el proceso de cocción.
  • Ayuda a perder peso, porque hay una restricción natural de calorías debido a los alimentos permitidos. La rica cantidad de fibra y proteína presente en los ingredientes frescos también prolonga la sensación de saciedad, otro factor importante en la reducción o mantenimiento del peso.

Pero atención: la dieta crudívora debe ser bien planificada para no tener efectos opuestos.

Alimentos permitidos

  • Verduras y verduras crudas
  • Fruta en su forma natural, deshidratada o en forma de zumos
  • Alimentos fermentados
  • Semillas de aceite crudo (nueces, almendras, castañas, macadamia, etc.) y también en forma de bebidas, aceites y mantequillas.
  • Leguminosas
  • Cereales
  • Algas marinas
  • Semillas y brotes, como frijoles y alfalfa
  • Aceites prensados en frío (por ejemplo, aceite de coco y de oliva)

Aunque no es común, es posible incluir carne y pescado crudos, siempre y cuando se preparen de forma segura, además de los huevos y la leche sin pasteurizar.

Consejos y cuidados para iniciar la dieta crudívora

Si te gustó la propuesta de crudivorismo, es importante buscar un nutricionista para hacer una transición saludable. Si vas por tu cuenta, corres el riesgo de sufrir restricciones, lo que puede llevar a la compulsión por la comida, además de la deficiencia nutricional si no hay una elección adecuada de los alimentos.

Es posible seguir una dieta parcialmente crudívora, incluyendo una o dos comidas con alimentos crudos. Hay varias recetas sabrosas que sólo se pueden preparar con ingredientes crudos.

Cuida bien la hidratación. Aunque los alimentos permitidos tienen buenas cantidades de agua en su composición, tienen fibra, que necesita de líquidos para ser disuelta. Esto evita la prisión y la deshidratación.

Capricho en especias naturales, como cebolleta, perejil, jengibre, pimienta, curry y otras hierbas para dar sabor al menú.

Lave bien los alimentos para evitar la intoxicación alimentaria y escoja los proveedores seguros para comprar los ingredientes.

En el caso de los granos, como garbanzos, frijoles y lentejas, remojarlos por lo menos durante 8 horas, cambiando el agua cada 2 horas para evitar los gases y las dificultades de digestión.

1 comentario en «Dieta crudívora o cruda, Cómo preparar y alimentos permitidos»

Deja un comentario