Consejos y tips para hacer que un bebe duerma sin mucho esfuerzo

Poner a dormir a tu bebé no siempre es una tarea sencilla, por ello hoy platicaremos de como hacer que un bebe duerma. Por supuesto, hay bebés que duermen dulcemente después de acostarse y leerle un cuento de hadas o cantar una canción de cuna, pero en la gran mayoría de los casos el proceso de conciliar el sueño tarda mucho más que unos minutos y cuesta mucho esfuerzo a los padres.

Mientras tanto, un sueño profundo y reparador es esencial para el correcto funcionamiento y desarrollo. Entonces, ¿Qué hacer para evitar que el bebé se duerma en la batalla nocturna? ¿Existen formas comprobadas de hacer que su pequeño se duerma más rápido? A continuación, se muestran algunos métodos eficaces que te ayudarán en esta difícil tarea.

Verifica a tu bebe continuamente y podrás hacer que un bebe duerma

Antes de empezar a poner a dormir a nuestro bebé, asegúrate de que se satisfagan todas sus necesidades. Las razones más comunes por las que los bebés lloran y los mantienen despiertos son:

  • Hambre
  • Pañal mojado
  • La necesidad de cercanía

Antes de que tu bebé se vaya a la cama, debe comer una cena nutritiva y saludable. Cambiemos su pañal antes de acostarse para asegurarte de que esté limpio y seco. Si el bebé todavía está ansioso a pesar de esto, abracémoslo y meciéndolo en tus brazos para que se sienta cerca de los padres. Recuerda ventilar la habitación con la cuna, apagar las luces y evitar ruidos innecesarios para limitar los estímulos que llegan al niño desde el exterior y facilitar su calma.

Si el bebé continúa llorando, asegúrate de que esté bien. Por ejemplo, si sus piernitas están tensas, puede tener cólicos o dolor de estómago. Trata de calmarlo y controlar tus emociones. El bebé puede sentir nuestra ansiedad, lo que dificulta aún más conciliar el sueño.

Miremos atentamente al bebé, verifica si hay una temperatura elevada. La observación atenta del bebé te ayudará a determinar la posible causa del malestar y eliminarlo. Si algo le molesta, consulta a un médico.

Utiliza rutinas o rituales  para hacer que un bebe duerma

Trabaja todo el día para que los niños duerman tranquilamente. Si quieres que el bebé duerma bien y se duerma rápidamente, debes hacerlo sentir seguro. Si quieres proporcionárselos, debes pasar el mayor tiempo posible con él y cuidar las relaciones adecuadas en la familia. Los conflictos de cualquier tipo deben resolverse sin gritos ni peleas.

Estos tienen un impacto negativo en el niño pequeño.

Los rituales nocturnos invariables también son extremadamente importantes, gracias a los cuales el niño podrá calmarse y prepararse para la cama. Un ejemplo de un ritual nocturno podría verse así:

  • Cena
  • Bañarse y lavarse los dientes (aunque el bebé aún no los tenga, vale la pena cuidar la higiene bucal del bebé)
  • Masaje y en pijama
  • Abrazo
  • Cantar canciones de cuna o, en el caso de un niño mayor, leer libros o cuentos
  • Beso de buenas noches
  • Abrazar a un ser querido y quedarse dormido

Evite las emociones y los estímulos excesivos por la noche. Apaga todos los dispositivos, como computadoras, tabletas celulares o televisores, porque todas las pantallas estimulan innecesariamente al bebé y le dificultan conciliar el sueño. Lo mismo se aplica a la música y los juegos fuertes y animados que pueden despertar a un niño pequeño.

En lugar de bailar, saltar o correr, mejor opta por leer libros o abrazar y contar  los clásicos cuentos de hadas. Un estilo de vida higiénico también te ayudará a conciliar el sueño rápidamente por la noche: una dieta sana y equilibrada ajustada a la edad del niño, paseos y, en el caso de los niños mayores, ejercicio al aire libre y un número adecuado de siestas durante el día.

Métodos efectivos para ayudar a los bebés a conciliar el sueño

Cuando estás seguro de que se han satisfecho todas las necesidades del bebe y de que no le pasa nada, y el niño todavía no quiere quedarse dormido, puedes utilizar métodos probados. Recuerda que cada niño es diferente, y hay ocasiones en las que debe probar varias formas antes de encontrar la que funcione. A veces, un método funcionará y, a veces, es necesario utilizar varios métodos a la vez o cambiarlos de vez en cuando.

Mecerse, columpiarse

Esto es lo que más le gusta a la mayoría de los bebés. El balanceo suave (pero sin sacudir) En los brazos de los padres o en la cuna calma, calma y ayuda a muchos bebés a conciliar el sueño.

Envuélvase con una manta un chal o un cobertor ligero

A algunos bebés les encanta el abrigo ajustado. Tal envoltura les da una sensación de seguridad porque se asemeja al ambiente conocido del vientre de la madre.

Música

Algunos bebes se duermen muy bien con la música. Puedes reproducirlo desde discos o, mejor aún, cantar o tararear tú mismo. La música debe ser tranquila, las canciones de cuna, las canciones de relajación o las canciones clásicas son perfectas.

Ruido

A muchos bebés les encanta zumbar. Puedes “tararear” tu mismo o encender la secadora, aspiradora o campana extractora. También hay juguetes tarareantes en el mercado o inclusive apps que puedes bajar en tu teléfono que tienen muchas funciones convenientes, como la capacidad de seleccionar diferentes tipos de ruido o un sensor que activa el peluche en respuesta al llanto de un bebé.

Succión

Desde el nacimiento hasta alrededor de los 6 meses de edad, los bebés generalmente tienen una gran necesidad de amamantar. Este reflejo tiene un efecto calmante en los niños pequeños, les ayuda a calmarse y dormirse. Si tu bebé no quiere quedarse dormido, es buena idea ponerlo al pecho o darle un chupete o chupón. En el primer caso, sin embargo, se debe tener cuidado de que poner al bebé a dormir en el pecho no se convierta en la norma. Se debe prescindir del chupete cuando el niño tenga seis meses, porque una succión demasiado prolongada puede provocar una maloclusión.

Dormir con tu bebé

Según diferentes científicos y su filosofía de la crianza de los hijos en la intimidad, dormir con el bebé ayuda a establecer un contacto estrecho entre los padres y el bebé. La proximidad nocturna, según esta teoría, le enseña al bebé que el sueño es un estado agradable y seguro. Gracias a esto, el bebé se siente cómodo y se duerme más rápido.

Método de Harvey Karp

Es una combinación de 5 factores que hacen que un bebé se sienta como si estuviera en el vientre de su madre:

  • Envuélvalo de modo que el niño pequeño esté apretado y abrigado.
  • Posición estable: el bebé envuelto se coloca en su mano en posición decúbito prono o ligeramente de costado con la cabeza hacia abajo. Sin embargo, debemos recordar que si coloca a un bebé en una cuna, el bebé siempre debe quedarse dormido boca arriba. Poner a su bebé a dormir boca abajo puede aumentar el riesgo de muerte en la cuna.
  • Succión. Si las acciones anteriores no hacen que el bebé se duerma, dele un chupete o un pecho.

Cosas que debes evitar

  • No debes utilizar los métodos de dejar solo al bebé que llora y permitir que el bebé “llore”. No sabes cuáles pueden ser sus efectos a largo plazo. Cabe destacar que el bebé aprende de esta forma que nadie reacciona a su llanto y las necesidades que esté expresa.
  • No le des alimentos sólidos demasiado temprano antes de acostarse, para que el bebé no se despierte para la comida de la noche. Este método es ineficaz y puede causar dolor abdominal. Además, la leche materna de noche es un alimento muy valioso.
  • No acuestes a tu bebé con un biberón de leche u otra bebida, porque de esta forma lo exponemos a la caries.
  • No pongas a dormir a tu bebe frente al televisor, porque así formas un hábito muy poco saludable.
  • No abandones tus siestas diarias demasiado rápido ni prolonguemos la hora de dormir con la esperanza de que un niño más cansado se duerma antes. Un bebe exhausto puede tener muchos problemas para dormir bien por la noche.
  • Nunca sacuda a tu bebé ni lo meza demasiado. No te dejes llevar por las emociones negativas y no descargues tu enfado con el pequeño. A veces es una buena idea poner a su bebé en la cuna y salir de la habitación por un momento, o contar hasta diez en su mente para calmarse y recuperar la paz.

Para que un niño esté sano y feliz, necesita descansar después de un día ajetreado. El sueño reparador es fundamental para la salud y el desarrollo adecuado.

Los padres también necesitan tiempo para ellos mismos para hacer sus deberes y descansar. Por eso es tan importante encontrar un método de conciliación del sueño eficaz, adecuado para ti y para tu bebe, gracias al cual toda la familia podrá descansar adecuadamente, esperamos te sirva estos pequeños consejos de hacer que un bebe duerma un saludo tu amiga Ana Vegana.

Deja un comentario