Belém Brasil: La ciudad de los árboles de mango acompañame

En otro  de mis viajes como vegana visite Belém Brasil, también llamada la ciudad de los árboles de mango, está situada en el extremo norte de este país, donde el Amazonas desemboca en el Océano Atlántico, Belém es la capital del estado de Pará y junto a Manaos (que se encuentra a unos cuantos días de viaje en barco más arriba del río en el interior) la ciudad más importante de la región del Amazonas.

Debido a su ubicación geográfica, la ciudad portuaria es también el lugar por el que pasa la mayoría de los productos procedentes de la Amazonia por barco antes de ser vendidos en los mercados locales e internacionales.

Fue en la primavera del 2018 fui en busca de los aspectos culinarios más destacados de la ciudad para los veganos y me impresionó la variedad de frutas tropicales que la región del Amazonas tiene para ofrecer. Lo que había que descubrir en la segunda ciudad más grande de la región:

El mercado Ver-o-peso es el más importante de la región y al igual que los mercados de la ciudades vecinas (a ciertas horas del día  se venden las bayas frescas en enormes bolsas)

Seguismo nuestro recorrido y nos acercamos a la parte del mercado donde se comercializa la fruta (temáticamente Ver-o-Peso se divide en diferentes áreas donde siempre hay productos similares, es decir, sólo fruta, sólo verdura, sólo artesanía, sólo frutos secos, etc.) y huele como la mejor mezcla de fruta tropical del mundo.

Los frutos, que se descubren poco después, tienen de alguna manera nombres extraños, para los que normalmente no hay traducción en español.  Pero no es necesario, porque la mayoría de las frutas sólo están disponibles en esta región de todos modos.

Debido a que son perecederos extremadamente rápidos, se exportan frescos pero solo algunas frutas a ciertas regiones del Brasil o de América Latina. Así también con la baya de Açai, que mientras tanto se puede encontrar aquí como polvo o a veces hasta en puré de Açai congelado en los estantes de los supermercados.

Por supuesto, no hay comparación con su versión fresca en absoluto, En los puestos también hay maracujas, plátanos, mangos y piñas en las frutas que todavía se conocen en nuestras regiones, pero la mayor parte de las frutas ofrecidas son raras o nunca las encontramos: Bacuri, Uxi, Buriti, Guaven, Acerola, Muruci, Buriti, Taperebá, Inga y muchos más, de los cuales no conozco los nombres y aunque soy de América jamas las había oído o visto algunas.

También son interesantes los puestos con las nueces, aquí se pueden encontrar principalmente nueces de Brasil, que los comerciantes están continuamente sacando de sus cáscaras con grandes cuchillos y envasándolas en diferentes cantidades.

Los precios varían según la calidad de las nueces y la limpieza de su cáscara. Por supuesto que tuve que comer una gran bolsa de nueces de Brasil, que me fui comiendo en mi viaje posterior.

Además, hay un rincón excitante con hierbas y aguas elaboradas con ellas – la gama se extiende desde remedios contra un resfriado y para inhalar hasta aceites esenciales para el baño, aguas esotéricas (por ejemplo para embrujar al jefe o atraer algún hombre o mujer jejeje) y hierbas frescas.

Por lo demás, Belém Brasil es ante todo una cosa: “el Caos”. Especialmente las calles de la región portuaria siempre están llenas de miles de puestos y personas.

Para mí personalmente (y eso que ya conozco muchas ciudades de América Latina y Sudamerica) Belém era simplemente demasiado agotadora y pesada.  Por lo tanto, en vez de tomar los camiones o buses urbanos decidimos caminar, aunque fueran distancias más largas  pero el problema es que nos equivocamos en la ruta y tomamos un giro equivocado recuerdo que fue solo una  vez  terminamos en un barrio donde no teníamos que estar necesariamente es decir peligroso y donde hay muchos asaltos.

Pero de vuelta en la comida. Porque aunque la elección en Belém no es grande, hay algunas buenas opciones que se pueden encontrar fuera del mercado

Mundo Verde – Pequeña tienda orgánica (los precios caros par ala gente que vivie ahi) eso si hay una selección de productos veganos que no se encuentran o muy raramente se encuentran en los supermercados de la región, por eso yo creo que el precio elevado. Un personal súper amable y servicial por cierto, también están bien informado sobre los ingredientes de sus productos. Travessa 14 de Abril, 989, esquina José Malcher, L – V 8.30 – 19.30, S 08.00 – 14.00

Govinda Vegetariano – Uno de los pocos restaurantes completamente vegetarianos estaba situado en la misma calle de nuestro alojamiento. Tuvimos mucha suerte, como resultó en la corta semana que estuvimos en Belém Brasil, porque las opciones son pocas las veganas me refiero (independiente de todas las grandes frutas frescas, etc. en el mercado de Ver-O-Peso) de otra manera muy raro encontrar en la ciudad opciones de este tipo.

El menú diario siempre contiene 3 menús, que cuestan 29RS cada uno (para nuestra visita en marzo  del 2018 aproximadamente 7 dolares). Normalmente hay al menos un alimento no vegetariano en el menú ( por ejemplo productos lácteos).

Al menos este fue el caso durante mi visita, Pero valió la pena el esfuerzo y el Govinda Vegetariano ha enriquecido mi estancia en Belém Brasil (que fue claramente demasiado larga con cinco días en mi opinión, porque aparte de la región, la ciudad no me entusiasmó mucho)  lo bueno de la Govianda es que conseguí mi almuerzo simepre con ellos durante cinco días seguidos. ¡Increíblemente delicioso! La comida también se puede llevar aquí te dejo los datos para que los contactes cuando pienses ir – Travessa Padre Prudencio, 166, Lun – Sab 11.30 – 15.00.

Si está planeando una estancia en Belém Brasil en un futuro próximo, también puedo recomendarle calurosamente nuestro alojamiento, el pequeño hotel ecológico (13 habitaciones) Ecopousada Miriti en el centro histórico de la ciudad.

El mercado está a poca distancia y el Govinda Vegetariano está a pocas cuadras de distancia. Al menos si eres vegetariano en Belém y no quieres comer sólo frutas todo el tiempo, esto es, como se mencionó anteriormente, muy útil para un almuerzo rápido.

En marzo de 2018, la habitación doble en la posada completamente renovada nos costó aproximadamente 26 dolares por noche, por lo tanto sólo 13 dolares por persona, con desayuno, WLAN, aire acondicionado y baño privado incluido. Opciones veganas en el desayuno: buena selección de frutas, sobre todo plátano, manzana, naranja, un melón, papaya, 2 zumos o jugos frescos de sorreno  es decir uun tipo de jugo de limon(siempre algo tropical, a veces para mí frutas no identificables, de cambio diario) y té-café.

Además, las chicas de la cocina a veces hacen tapioca (pasteles planos hechos con harina de tapioca). Los dos sólo ofrecen esto en una versión no vegetariana (la comida es también dulce en muchos rincones), pero a petición también tengo una tapioca dulce con coco y plátano.

Como el desayuno para mí en este viaje a Brasil era siempre el mismo (a veces todavía con rollos de mermelada a la fruta) estaba muy contento con este cambio, incluso si las tortas planas no tienen sabor propio y te tiene que gustar la consistencia a veces un poco dura.

El personal también es muy amable y está encantado de ayudar en portugués, pero la mayoría del personal fue (al menos cuando era absolutamente necesario) de alguna manera capaz de comunicarse con mi amigo en un inglés no muy bueno cuando yo no estaba allí y podía traducir. La posada tiene una cocina, pero el personal la usa para el desayuno y por lo demás está cerrada para las visitas.

Por lo tanto, las habitaciones tienen su propio refrigerador. ¡Super buena relación calidad-precio! – Ecopousada Miriti, Rua Padre Prudencio 656, CampinaBelém.

Un poco más lejos del centro histórico de la ciudad de Belém Brasil hay también otros dos restaurantes vegetarianos no se si sigan abiertos ahorita que termine la pandemia no se, se me ocurre, para un viaje en el 2021 son: Heavegetal (cerca de Mundo Verde, pero lamentablemente Heavegetal no estaba abierto cuando estábamos por allá) y otro era Veg Casa Belém, ambos a poca distancia del centro histórico búscalo en Google te dará mas referencias de el saludos y seguimos en contacto con mas  relatos de mis viajes  que he hecho Ana Vegana.

Deja un comentario